¿QUIÉN EN REALIDAD ES EL PAPA Y PORQUÉ LEVANTA TANTAS PASIONES?

Escribe: Byron Mural

Aunque parezca increíble, el obispo de Roma parece levantar más pasiones entre protestantes que entre católicos, y entiéndase por pasiones a prestar atención a lo que éste personaje hace. Pero dejemos esto para más adelante. Si usted no es católico y no entiende muy bien quién es éste señor de blanco, ahora le explico. En la Iglesia Católica existen tres grados ministeriales: Los diáconos,  son los aspirantes a sacerdotes (Aunque existen diáconos permanentes) que su misión principal es ayudar al sacerdote. El segundo grado es el sacerdocio, también llamados: párrocos, padre, cura. Y por último los obispos: Los obispos son los que coordinan cierto territorio de las iglesias en el mundo. Ahora bien, dentro de estos tres grados hay títulos: arzobispos, patriarcas y el Papa. Entonces, ¿El Papa no es más que un obispo? Sí, es el obispo de Roma y preside a todas las iglesias católicas del mundo (Por decirlo así, pues la Iglesia católica solo es una).

¿Por qué los no católicos odian tanto al papa?

En realidad odian el puesto, odian lo que otros papas han sido, pues a lo largo de la historia han gobernado papas sin escrúpulos y capases de cualquier cosa por agenciarse de dinero, cruz, que todos los papas por muy buenos que sean han tenido que arrastrar a lo largo de los siglos.  Los no católicos consideran que el papa concentra demasiado poder y eso lo hace automáticamente un anticristo, ya saben, todo ese montón de ideas raras que algunos tienen en la cabeza.

¿El Papa es político?

El papa no solo es el presidente universal de la iglesia, es también el presidente de la Santa Sede, y por ende, le corresponden algunas cuestiones políticas, generalmente es un mediador entre países que están en guerra, los hombres más poderosos del mundo acuden al Papa (cualquiera que ostente este cargo) para pedir su mediación, sin embargo para los católicos este poder es secundario, pero para la Santa Sede es primordial.

Hay una infinidad de temas para hablar en cuanto a este puesto, muchos creen que los cardenales se pelean por ocupar el trono de Pedro, pero seguramente es todo lo contrario, es demasiado poder, pero también demasiado trabajo, demasiada responsabilidad. Una mala decisión y la iglesia universal se ve manchada, no es un secreto que Benedicto XVI renunció justamente por eso, porque fue incapaz de pilotar la nave de Pedro en aguas turbulentas, tras la explosión de denuncias sobre abusos sexuales en el seno de la iglesia.

Independientemente de la visión que usted tenga del Obispo de Roma (El Papa) éste ha logrado equilibrar el mundo en múltiples ocasiones, y si bien es cierto en el pasado han sido protagonistas de aberraciones innombrables, no se puede juzgar al actual Papa por los pecados de sus antecesores, es como que si a usted se lo llevaran preso o presa por un delito que cometió su abuelo.